Muchas veces sabes qué es lo que puede pasar, y más si es una situación conflictiva, o si se trata de tomar una decisión, por ejemplo; En una relación de pareja, si piensas en engañar a la otra persona, sabes que estás colocando en riesgo muchas cosas, e incluso todo puede llegar a su final, sin embargo hacemos caso omiso y nos arriesgamos para ver qué es lo que puede pasar.

Dios tiene planes diferentes en la vida de cada uno, y el principal es que tú estés bien, que estés cómodo en lo cotidiano de la vida, y sobre todo, no quiere que arriesgues todas aquellas bendiciones que has recibido de Él. Pero esa libertad que dispone cada uno, muchas veces llega al libertinaje que es una consecuencia nociva para la persona, tan solo revisa tú vida y veras que por ‘curiosidad’ te has quemado y afectado parte de la vida o la vida de los que te rodean.

Es importante no dejarse llevar por el momento, y mucho menos por las pasiones que tratan de dominar a la persona, debemos analizar y pensar muy bien cuáles son esos riesgos que se van a tomar, y sobre todo si son necesarios, puesto que si lo puedes evitar ganarás mucho. No pongas en práctica aquel dicho: ‘La curiosidad mato al gato’ que eso que deseas saber o probar no tenga como consecuencia algo que más tarde lamentarás.

Te invitamos acercarte y a quemarte en el Amor de Dios, aquel amor que arde desesperadamente por cada uno de nosotros y está dispuesto a seguir dando vida y como ya lo hizo en la cruz para que tú tengas vida y la tengas en abundancia, deja que tu corazón se encienda de amor, por el que vale la pena arriesgarlo todo ‘Dios’.