Al aprender de los errores cometidos, se hace necesario hacer una especie de evaluación del comportamiento que hemos tenido. Por eso, el reto para hoy es:

Encontrar tres actitudes que repetitivamente tenemos y que no hace bien ni a ti ni a los que te rodean. A partir de ahí, tomar la decisión de anularlos y dejarlos de cometer. Te darás cuenta como tu vida cambia día a día.

Claves: Que sean actitudes puntuales y cotidianas (Decir mentiras, insultar, agredir, ser deshonesto, egoísta). Tu sabrás cuales tienes.