Aprender de los fracasos es una acción importante para avanzar y poder seguir realizando el proyecto de vida, por eso, en este segundo día te queremos proponer el siguiente reto:

Imagina que puedes vivir el día de ayer nuevamente y piensa ¿Que puedo corregir? ¿Qué acción puedo cambiar u omitir? La idea de la reflexión es que la tengas presente al iniciar cada día y así no cometer los errores que cometimos en el pasado.

Cuéntanos, déjanos tu comentario sobre cómo estas viviendo el reto del día y en qué te ha beneficiado, queremos conocerte más.