Mientras chateaba una tarde en Facebook, una amiga me preguntó: “¿Por qué perdonar?, pensé por un momento y le di como respuesta: “Hazlo por ti, más que por el otro”. Pero sí para ese tiempo hubiese escuchado la canción vallenata El Perdón de la autoría de Gustavo Gutiérrez Cabello e interpretada por Iván Villazón, la respuesta habría estado acompañada de cinco razones más, las cuales, llamaré en esta reflexión los regalos del perdón.

El maestro Gustavo Gutiérrez Cabello en esa bella canción El perdón muestra cinco regalos que se reciben al perdonar:

  1. Deslumbra su gloria: la decisión de perdonar permite sacar de la persona su mayor capacidad, pues no es tarea fácil, Sin embargo, cuando se ha optado por el perdón, se ve el poder enorme que existe dentro del ser humano, pues muchas obras pueden ser dignas de admirar y elogio, pero ninguna como aquella que demuestra lo grande que se es: el PERDÓN.
  2. Comulga a paz con el mundo: en la actualidad el hombre está en busca de la paz, pero ¿habrá buscado en el perdón? En la poesía hecha canción el maestro Gutiérrez, sostiene que al perdonar hay en el corazón del hombre y mujer paz. Paz con el mundo; es decir, con la naturaleza, con los otros seres humanos y sobre todo consigo mismo.
  3. Difícilmente traiciona: el tercer regalo del perdón es el no hacer daño a otro, pues ya se conoce las consecuencias y sobre todo el dolor, contrario a la persona que no perdona, la cual va por el mundo haciendo sufrir a todos los demás, pues de esa manera cree que disminuye su dolor, lo cual es falso, si quieres que el dolor desaparezca, perdona entonces.
  4. Sublimará tu alma: optar por el perdón posibilita al hombre y a la mujer descubrir cosas nuevas hasta ahora quizás desconocidas para ellos como son: el valor de la familia, descubrir el sentido de la vida, el verdadero amor, la hermosura de la naturaleza, el servir a los demás.
  5. Atemperará tu orgullo: finalmente cuando perdonas el orgullo alcanza su verdadero sentido: sólo es una hinchazón, como lo dice Martín Valverde, es decir, se trata de una reacción momentánea que con el transcurrir del tiempo pasa, además permite descubrir el perdón, el gran valor e importancia que tiene el otro para ti. Pues tanto te interesa que se decide perdonar.

Abre tus manos y corazón a recibir estos regalos, no olvides son GRATIS.