No dejes que la tristeza se robe tu vida

Es normal que en algunos momentos de la vida tengamos experiencias que nos produzcas tristezas pero lo que no es normal es que vivamos siempre en una sensación de tristeza. Esto es, la tristeza tiene que ser pasajera en nuestra vida. Llega, la vivimos con la fuerza necesaria pero la dejamos ir y comenzamos a reconocer muchos motivos de alegría que hay en la vida.
 
 
Leer más
Compartir

¿Con qué rol de pareja te identificas?

 

Quién no ha sufrido del mal de amores, o de amores malos ? No se salvan  hombres ni mujeres, ambos géneros han  quedado y seguirán quedando  desbastados cuando un mal amor se cruza en la vida o sencillamente cuando llega y se va. Y aunque al principio pensemos que no vamos a sobrevivir y más cuando fue un mal amor, afortunadamente nadie se muere de amor, nadie!
 
Leer más
Compartir

Ten certeza de tu valor

 

Muchas experiencias negativas en la infancia pueden habernos convencido que no somos personas valiosas o que somos “menos” que las demás personas. Pudo ser una frustración en la realización de nuestros planes, un regaño e insulto publico que nos exhibió como alguien incapaz, o la desconfianza de nuestros padres y mayores en la realización de tareas.
 
Leer más
Compartir

Esos olvidos…

A medida que nos hacemos mayores empezamos a notar con preocupación que tenemos olvidos de cosas y situaciones inmediatas y remotas. También notamos que el tiempo en el que hacíamos actividades se alarga, o sencillamente que necesitamos una palabra y esta o viene a la mente en la rapidez en que la necesitamos. Estas situaciones aumentan con la edad, pero existe una gran diferencia entre estos y  lo asociado con la enfermedad de Alzheimer.

Leer más
Compartir

Aprendiendo a tener ángel

Muchas veces decimos esa persona tiene “carisma”, tiene ángel, pero ¿qué es exactamente lo que entendemos por carisma o ángel? Pudiéramos definir el carisma como es habilidad que tienen algunos seres humanos para atraer a las personas con sus palabras, sus poses, sus miradas, sus acciones, para tener una influencia “tierna” en los otros, por su ser agradable influyen en los otros sin mayores esfuerzos. No se trata de una capacidad sino de una habilidad...
 
Leer más
Compartir

La verdadera vida se comparte

 

Conozco muy bien la rutina de muchos de ustedes, llevan su vida llena de aparatos y botones. Desde que se despiertan están conectados a algo, música en los oídos, mensajes de texto en su celular, internet, chats, Facebook, algunos escasamente ponen cuidado en clase por vivir pendientes de lo que está pasando afuera, afuera de sí mismos.

Cuando llegan a su casa, no hay un solo minuto de silencio, inmediatamente encienden algo, el televisor, el computador, el equipo de sonido, etc., lo que sea que los aleje de sentirse solos consigo mismos…

Leer más
Compartir

El Dios de la victoria, que está contigo en las derrotas

En los actuales momentos, alguno dirá: definitivamente Dios no existe. Esta es una de las tentaciones más fuertes que tiene el hombre: creer que la prosperidad, la fama, el poder, la estupenda salud, son garantías de la presencia de Dios o que su ausencia es signo de su abandono. Como si a Dios se le midiera en esas experiencias materiales. Dios tienes que ser mucho más que eso. Dios está presente en todos los momentos de la vida y lo está para que seamos felices. La única manera de creer en Dios es ser capaz de trascender a las situaciones inmediatas que se viven.

Leer más
Compartir

Negar lo que no me gusta de Dios

Muchas veces me he preguntado ¿Cómo fue posible que Pedro negará al Señor? (Mt 26, 69) Él vivió con Jesucristo tres años, lo acompañó en sus correrías y lo vio hacer tantos milagros. ¿Cómo fue posible que se le hubiera olvidado todo lo vivido en ese momento en el que estaba frente a la sirvienta que le preguntaba? (Mt 26, 71) En estos días estuve leyendo una reflexión que me ayudó a entender de mejor manera de qué se trataba esa negación.

Leer más
Compartir