CURSO DE ESPIRITUALIDAD EUDISTA II: La Escuela de Jesús (Primera Parte)

Jesús vino a evangelizar, a anunciar la buena noticia del Reino de Dios (Lucas 17,21), para ello constituyó a la Iglesia como una pequeña comunidad de evangelizadores a quienes le encomendó la misión de continuar y completar su obra (Mateo 28, 19), pero para poder entender el estilo propio con el que Jesús ejerció su magisterio evangelizador (evangelizando y formando buenos obreros del evangelio. Lucas 10, 2), debemos conocer primero el estilo de enseñanza y discipulado que se había impuesto en la época, el estilo de enseñanza propia de los rabinos de Israel.

Leer más
Compartir

Escucha al Afligido y Regálale una Palabra de Aliento.

Nosotros o alguien a quien conocemos en este instante está necesitado de una palabra de aliento que le ayude a continuar el camino, que le ayude a sentir que no está solo y que siempre hay alguien a su alrededor dispuesto a escucharlo, y a mostrarle que por muy dura que sea la prueba por la que está atravesando siempre habrá una luz al final del camino. Y es que  muchas veces sentimos desfallecer, sentimos que nuestras fuerzas no dan para más, nos sentimos agotados y cansados de luchar que rendirnos pareciera ser lo único que nos queda.

Leer más
Compartir

CURSO DE ESPIRITUALIDAD EUDISTA II: AL ESTILO DE JESÚS

Jesús, enviado por el Padre, empieza por reunir en comunidad apostólica a los que había escogido para hacer de ellos sus enviados. Vive con ellos, en medio del Pueblo, les enseña a orar y les revela el amor del Padre. Progresivamente les envía a proclamar en su nombre la Buena Nueva de que ha llegado el Reino de Dios.

Leer más
Compartir

Crecer y madurar

 Crecer es más que el cumplimiento cronológico de unas etapas evolutivas que se van reflejando  en los cambios anatómicos del hombre y la mujer;  pues más allá de eso también es cierto que se da un cambio en la estructura del pensamiento cuando se va creciendo hasta adquirir posturas propias, pensamientos y opiniones diferentes a los de la familia o los amigos; sumado a ello, las realidades en las que se vive van marcando los puntos fundamentales de la personalidad.

Leer más
Compartir

Discutir por Dios

En la vida encontramos problemáticas de todo tipo de índole. Personas que cada día buscan hacer que su posición religiosa, política, cultural, educativa, artística, deportiva, etc sea aceptada. Pero el problema no es buscar que nuestra postura sea conocida y aceptada, realmente empiezan los conflictos cuando queremos imponer esa alternativa. Nadie va a negar que…

Leer más
Compartir

Tu motivación no puede ser callarle la boca otros

Ya desde hace un tiempo quería escribir acerca de un error que solemos cometer muy a menudo en el momento de automotivarnos. La razón principal que me lleva a esta reflexión tiene que ver con esos mensajes colocados en las redes sociales por muchas personas que hablan de salir adelante después de haber sufrido un tras pié pero con la intención de  callarles la boca a no sé cuántos.

Leer más
Compartir

Errores que no se deben cometer al terminar una relación

Bronca, ira, angustia. El cóctel de emociones que experimentamos después de una pelea con nuestra pareja es variado y puede ser fuente de grandes dolores de cabeza. Es que cuando estamos “narcotizadas” por el enojo somos capaces de cometer acciones que nos dejan expuestas, vulnerables y con ganas de salir eyectadas del mundo. Acá, una lista de esos temibles errores, fruto de la resaca iracunda, que deberíamos evitar.

Leer más
Compartir

Levántate: “Nadie ha hecho el arma que busca destruirte” (Is. 54, 17)

Empezar de nuevo cuando hemos sentido la angustia tras aquel duro tropiezo, cuando hemos enfrentado la más difícil de las pruebas, cuando hemos derramado lágrimas y más aún, cuando quedan cicatrices que si las tocamos aún nos lastiman; no es un asunto fácil pero nunca imposible para aquel que tiene su confianza puesta en Dios.

Leer más
Compartir