No nos dejes caer en la tentación de la resignación, de la pérdida de la memoria, de olvidarnos de nuestros mayores

Su Santidad Francisco.-(HOMILÍA EN MORELIA, MÉX.) Hay un dicho que dice así: «Dime cómo rezas y te diré cómo vives, dime cómo vives y te diré cómo rezas», porque mostrándome cómo rezas, aprenderé a descubrir el Dios que vives y, mostrándome cómo vives, aprenderé a creer en el Dios al que rezas»; porque nuestra vida habla de la oración y la oración habla de nuestra vida; porque nuestra vida habla en la oración y la oración habla en nuestra vida. A rezar se aprende, como aprendemos a caminar, a hablar, a escuchar. La escuela de la oración es la escuela de la vida y en la escuela de la vida es donde vamos haciendo la escuela de la oración. 

Leer más
Compartir

No podemos hacernos los sordos frente a una de las mayores crisis ambientales de la historia

Su Santidad Francisco.-(EN LA MISA CON LAS COMUNIDADES INDÍGENAS EN CHIAPAS) "Li smantal Kajvaltike toj lek" – la ley del Señor es perfecta del todo y reconforta el alma, así comenzaba el salmo que hemos escuchado. La ley del Señor es perfecta; y el salmista se encarga de enumerar todo lo que esa ley genera al que la escucha y la sigue: reconforta el alma, hace sabio al sencillo, alegra el corazón, es luz para alumbrar el camino.

Leer más
Compartir

La precariedad que nace de la soledad y el aislamiento puede ser muy peligrosa, se nos puede ir colando sin darnos cuenta

Su Santidad Francisco.- A LAS FAMILIAS EN TUXTLA GUTIÉRREZ (Méx.) Queridos Hermanos y Hermanas Quiero dar gracias por estar en esta tierra chiapaneca. Es bueno estar en este suelo, es bueno estar en esta tierra, es bueno estar en este lugar que con ustedes tiene sabor a familia, a hogar. Gracias le doy a Dios por sus rostros y presencia, gracias doy a Dios por el palpitar de su presencia en sus familias. Gracias también a ustedes, familias y amigos, que nos han regalado sus testimonios, que nos han abierto las puertas de sus casas, de sus vidas; nos han permitido estar en sus «mesas» compartiendo el pan que los alimenta y el sudor frente a las dificultades cotidianas. El pan de las alegrías, de la esperanza, de los sueños y el sudor frente a las amarguras, la desilusión y las caídas. Gracias por permitirnos entrar en sus familias, en su mesa, en su hogar. 

 

Leer más
Compartir

Dios es el referente en nuestra manera de ser

P, Salomón Bravo, cjm - Evangelio según San Mateo 25, 31 - 46.

Ya iniciamos la primera semana de esta Cuaresma con el domingo de las tentaciones. En este tiempo se meditará sobre el qué hacer del cristiano.

La ley de santidad del libro de Levítico se refiere a la separación. El Evangelio apunta a una manera de obrar del ser humano. Las obras de misericordia se evidencian en el Evangelio de Mateo, hay aspectos materiales como dar de comer al hambriento, beber al sediento, vestir al desnudo, visitar al enfermo, aunque también es necesario hacer obras espirituales.      

Leer más
Compartir

SABER LEER LOS SIGNOS DE LOS TIEMPOS

Hay un texto bíblico en el que me quiero apoyar para esta reflexión, lo hago no por el hecho de ser un libro religioso ni por pretender poner en un determinado credo la fuente de la sabiduría; lo hago porque me parece que recoge muy bien una realidad que a diario se nos presenta y ante la cual tenemos que tomar partido, me refiero al hecho de saber “leer” los signos de los tiempos, saber interpretar el momento presente, el texto bíblico al que me refiero, con cierta crudeza dice lo siguiente: 

Leer más
Compartir

Tiempo para ajustar los sentidos, abrir los ojos frente a tantas injusticias que atentan directamente contra el sueño y proyecto de Dios

Su Santidad Francisco.- El miércoles pasado hemos comenzado el tiempo litúrgico de la cuaresma, en el que la Iglesia nos invita a prepararnos para celebrar la gran fiesta de la Pascua. Tiempo especial para recordar el regalo de nuestro bautismo, cuando fuimos hechos hijos de Dios. La Iglesia nos invita a reavivar el don que se nos ha obsequiado para no dejarlo dormido como algo del pasado o en algún «cajón de los recuerdos». Este tiempo de cuaresma es un buen momento para recuperar la alegría y la esperanza que hace sentirnos hijos amados del Padre. Este Padre que nos espera para sacarnos las ropas del cansancio, de la apatía, de la desconfianza y así vestirnos con la dignidad que solo un verdadero padre o madre sabe darle a sus hijos, las vestimentas que nacen de la ternura y del amor. 

Leer más
Compartir

Dios despierta la esperanza de los pequeños, de los sufrientes. Homilía en la basílica de Nuestra Señora de Guadalupe

Su Santidad Francisco.- Escuchamos cómo María fue al encuentro de su prima Isabel. Sin demoras, sin dudas, sin lentitud va a acompañar a su pariente que estaba en sus últimos meses de embarazo. El encuentro con el ángel a María no la detuvo, pues no se sintió privilegiada, ni que tenía que apartarse de la vida de los suyos. Al contrario, reavivó y puso en movimiento una actitud por la que María es y será recordada siempre como la mujer del «sí», un sí de entrega a Dios y, en el mismo momento, un sí de entrega a sus hermanos. Es el sí que la puso en movimiento para dar lo mejor de ella yendo en camino al encuentro con los demás.

Leer más
Compartir

La importancia de un verdadero ayuno

Padre Gonzalo Gómez, CJM --- Tres principios se nos compartian el miércoles de ceniza, principios que le dan identidad a este tiempo de cuaresma, ayuno, oración y limosna, Pero hay que colocarle a esos principios los fundamentos para que no queden como reglas externas o como obligaciones.
En ocasiones una ley se nos convierte en obligación, la cumplimos pero no sabemos porque, la hacemos de mala gana, no le colocamos el mejor empeño. Ayuno con Justicia, oración con fe y limosna con caridad.  Ahí está el sentido de la Cuaresma y la liturgia en cuarenta días ira explicando estos aspectos. 

 

Leer más
Compartir