Después de un maravilloso tiempo de cuarenta días de reflexión, ayuno y oración, nuestra Iglesia pudo vivir una vez más la Semana Mayor, en la cual meditamos sobre los últimos días que vivió Jesús aquí en la Tierra. Sin embargo, llegó también ese grandioso momento de victoria en el que Él resucitó y desde ese instante permanece vivo en nuestros corazones.

Es por esa gran resurrección que nuestra emisora Minuto de Dios en Barranquilla, realizó la primera Gran Noche de Victoria del 2018, el pasado miércoles 4 de abril, en la plazoleta de la Parroquia Santa Marta del barrio Simón Bolívar.

Quienes tuvieron la oportunidad de estar presentes, alabaron a Dios con toda la música de Edgardo Cortés, posteriormente dieron gracias al Señor y le entregaron todas sus cargas con una oración realizada por el padre Juan Pablo Mantilla, eudista. Finalmente escucharon la maravillosa prédica del padre John Mario Montoya, actual director de las emisoras Minuto de Dios en el Caribe, que recalcó la importancia de entrar en la intimidad con Dios y volvernos personas de alabanza que se quejen menos por lo que sucede a su alrededor.

Así mismo, expresó que estamos en un mundo que nos ha hecho creer que nuestra riqueza es lo que tenemos, pero realmente no podemos depender de nada ni nadie para ser felices, sino reconocer en todo momento que Dios es un Dios que actúa, que no falla, y solo hay una manera de no “limosnear” más: actuar en el nombre de Jesús.

Fue una noche maravillosa y llena de gozo que llenó a los asistentes de muchas claves para seguir avanzando en este camino de Pascua que conducirá a la gran efusión de Pentecostés.