Existen personas que buscan ser coherentes y transparentes en lo que hacen, para que lo que digan realmente vaya acorde con lo que piensan y creen. Es así como entonces buscarán obrar para hacer el bien, para ayudar y colaborar a los demás, para que sus proyectos sean realmente valiosos, son estas personas las que se caracterizan por estar dispuestos a dar su vida por los demás, porque eso es parte de su realización, porque es parte de su naturaleza, hacer el bien.

También algunas personas que por sus sentimientos, sus pensamientos y sus acciones, tienden a ser enigmáticas. Lo que hace que muchas veces las percepciones que se tienen sobre ellas, no sean claras. Dentro de ese rango puede que algunas les gusta estar inmersas en actividades oscuras, que normalmente están basadas en cuestiones que están relacionadas con el esoterismo, con lo paranormal, con lo obscuro, con aquello que divide, que destruye, que daña.

El contraste que existen entre estos tipos de personas, lo podemos confirmar en todos los ámbitos en los que nos desenvolvemos, encontramos gente que actúa a plena luz del día, que sus intenciones son leales, que buscan la felicidad de los demás, entendiéndola como su propia felicidad: sirviendo, demostrando el amor, la solidaridad y el respeto por la dignidad de cada ser humano; mientras que muchas otras recurren a artimañas para engañar, para confundir, para dañar la vida de la persona. Buscan siempre generar división y descontento entre las personas que las rodean, pero además algunas se especializan en recurrir al ocultismo, a lo paranormal, para hacer daño, para obstaculizar la realización de los demás.

Se nos ofrece la posibilidad de tomar un camino, ya sea aquel en el cual podemos ayudar, colaborar, aportar a la construcción de los proyectos de vida de quienes nos rodean, aun de quienes no conocemos, pero que tal vez a través de nuestra profesión podamos darle “una mano”, o ser de aquellas que se caracterizan por ofrecerse como dificultad para que los demás puedan surgir, que sienten placer al ver sufrir a otras personas, que les hacen daño con el uso del ocultismo, o simplemente con acciones y actitudes negativas. Decide ¿qué tipo de ser humano quieres ser?

Nos interesa tu opinión, escríbenos!