El Señor siempre coloca instrumentos para realizar sus propósitos, en este caso el instrumento fue, el Padre Rafael García Herreros, quien hizo caso a Dios, siguió su llamado, no se quedó quieto ni se conformó, visualizó los medios como la herramienta, la propuesta nueva de evangelización, la oportunidad de crear una familia muy grande que vive en comunión y que busca estar siempre de la mano de Dios.

El sueño del Padre García Herreros, buscó los mecanismos para lograrlo; y ahora podemos ver cuánta razón tenía, los medios son parte fundamental en nuestro proceso de evangelización. Pero lo hicimos posible todos, juntos somos más fuertes, porque llevar a Cristo en los medios, es posible gracias a tu apoyo, gracias a esos miles de corazones que laten al ritmo de nuestra emisora.
Cumplimos 30 años, en donde no nos hemos quedado quietos; 30 años de dar sentido, de dar consuelo, ánimo, alegría y fortaleza. Han sido 30 años de caminar juntos, de mostrar lo grande que es Dios con nosotros, lo mucho que nos ha dado; y sobretodo agradecemos todo lo que hemos logrado; pero no es suficiente, soñamos con mucho más, con que sean muchas más familias oyentes, con llegar a todos los rincones del mundo.

Hablamos de instrumentos para apoyar: Con una palabra, con la oración, económicamente, con un abrazo, etc. Todos somos los instrumentos que Dios dispuso, para transmitir su mensaje, su Buena Nueva. Dios es nuestro centro, nuestra inspiración y razón de ser, seguido de nuestros oyentes, quienes dan sentido a nuestras palabras, a nuestros eventos, ustedes son quienes hacen vida, las palabras que salen a través de nuestro dial.

Hoy damos gracias, en primer lugar a nuestro Padre Dios, que nos puso en este camino a su servicio y para su gloria; en segunda medida a nuestro Padre Rafael García Herreros, por su amor, su dedicación y por no rendirse; A todos los Sacerdotes de la comunidad Eudista, de manera especial al P. Diego Jaramillo por hacer realidad el sueño y a nuestro director P. Alberto Linero por mantenerlo vivo, constante; de manera especial también a todos aquellos que a través de sus prédicas y sus palabras en la emisora, nos educan en la fe, nos llenan de aliento y consuelo en los momentos más difíciles; a nuestros oyentes y colaboradores, porque gracias a ustedes esto sigue siendo posible y tiene los sueños de crecer, de seguir creyendo, de seguir siendo instrumentos de Dios para la cercanía de él con su comunidad.

Son 30 años de muchos que vendrán, son listas muy grandes de agradecimientos, de testimonios, de amor; que esperamos sigan creciendo; y son muchas nuevas metas, que de la mano de Dios y de todos los que creemos en este proyecto se van a desarrollar. Gracias por estar aquí, caminando con nosotros, por escogernos para acompañar sus jornadas. Nos esperan grandes momentos, no dejes de orar y apoyarnos, todos juntos en las manos de Dios podemos superarlo todo. Miles de bendiciones.

Concluimos pidiendo nos tengan siempre en sus oraciones, y nos ayuden a llegar a todos los que necesitan de Jesús en sus vidas, mantengan siempre viva la fe y crean, sueñen en grande como nos ha invitado nuestro Papa Francisco. Recuerden que los llevamos en nuestros corazones, y todos somos parte de esta gran familia, que Dios bendice grandemente.