Uno de los temas más complicados de entender en estos procesos de paz es EL PERDÓN

Muchos de quienes se oponen a la paz con las FARC se mantienen en la posición de que estos procesos serán en la impunidad, sin siquiera haber leído el tratado. En su mayoría no han tenido que vivir los flagelos de la guerra de cerca y no alcanzan a comprender cuán importante es perdonar.

“Que yo perdone no significa que me tenga que aguantar a esos malandros recibiendo privilegios” es una de las frases que más me inquietan, ¿Quiénes somos nosotros para determinar quien recibe y quién no? ¿Por qué en vez de generar odios, no trabajamos en consolidar la paz como una realidad permanente para nosotros y los nuestros?

Cuesta entender este gran paso cuando la guerra se ha visto sólo por Televisión. Angela María Girlado Cadavid, sufrió los horrores de la guerra con la pérdida de su hermano quien en 2007 fue asesinado, él era uno de los 11 diputados del Valle del Cauca que estaba en cautiverio. A Angela le preguntaron sobre ese momento crucial en la Habana cuando vio de frente y a los ojos a los victimarios de su hermano ante lo cual manifestó: “Uno sigue recordando lo que sucedió y eso, desde todo punto de vista es inaceptable, pero por la paz vale la pena el perdón.”

El 82 por ciento de los colombianos considera que el perdón es indispensable para lograr la paz en el país. Así lo reveló una encuesta de Cifras y Conceptos para las fundaciones Ideas para la paz y Reconciliación, que consultó a 3.848 personas de Bogotá, Cali, Medellín, Bucaramanga y Barranquilla. Según el estudio, el 56 por ciento de los encuestados se declaró “de acuerdo” con la frase “para lograr la paz los colombianos tenemos que perdonar”.

En un video de reconciliación Colombia, representantes religiosos se unen en pro de la paz. El padre Leonel Narváez, presidente de la Fundación para la reconciliación, habla de odios reciclados que no permiten la paz

 

Por otro lado el padre Francisco de Roux, fundador del programa de desarrollo y paz del Magdalena Medio, quien manifiesta que todo esto es una crisis espiritual

 

El Presidente de la comisión de conciliación nacional y presidente de la CEC monseñor Luis Augusto Castro, quien tiene una vasta trayectoria, concedió una entrevista a Canal El Tiempo donde se refirió a este proceso de paz y pidió que entre todos nos volvamos a tratar como hermanos.

 

Todo esto nos deja una gran pregunta ¿Qué haría Jesús? Sin duda alguna la respuesta sería: perdonar.