Historias

Promesa a media noche

El lindo y antiguo reloj del corredor ha señalado las doce y media de la noche. En la lujosa alcoba, de finísimos muebles, doña Margot aguarda a su marido… Recostada contra la cabecera de la cama, pasa las horas rezando y llorando. Cuando oye un carro, apaga la luz, creyendo que es su esposo que…

Leer más
Compartir

Historia de taxi

Eran las diez de la noche y la noche fría se adentraba por mis sentidos. No puedo negar que desde hace mucho tiempo uso Uber por su comodidad y costos, pero esta vez decidí tomar un taxi y con una seña solicite el servicio. Negociamos la carrera por lo que el conductor llevó primero a…

Leer más
Compartir

Zapatos rotos

Al llegar a un lugar rodeado de una espesa selva y de un gran río, que navegamos por siete horas, al fin llegue a un hermoso lugar, de gente amable, sencilla, y cariñosa, alejados de mi realidad y yo de la de ellos. Muchos jóvenes llegaron ayudarnos con algunas cajas y unas cuantas maletas, lo…

Leer más
Compartir

El año 2050

Estamos en el año dos mil cincuenta. Hemos adelantado en un siglo extraordinariamente. Ya no hay rastros de la miseria antigua. No podemos quejarnos por falta de ferrocarriles, de aviones, de transportes, de medicina. Solamente nos queda en quejarnos íntimamente de la soledad, de la tristeza, de no saber cuál es nuestro origen y cuál…

Leer más
Compartir

Susana

Susana era de esas chicas apasionadas por la vida e irradiaba esa alegría que en muy pocos se ve. Era joven y le gustaba el deporte, la hacía sentirse más segura.Brillante, inteligente y espontanea, eran las cualidades que rescataban, los que eran afortunados con su presencia. Un día mientras iba de regreso a casa fue…

Leer más
Compartir

El cuento de los aguacates

Os voy a contar una historia que me sucedió en alguna parte del mundo… Yo he viajado y he rodado mucho. Un día fue a visitarme una señorita, toda seca y apergaminada. Era encantadora. Tenía una conversación inofensiva, que me hizo mucha gracia. Entrando más a fondo, me contó que ellos eran tres: Su hermana,…

Leer más
Compartir

El tabaco del diablo

La gran terraza que domina todo el infierno está reservada exclusivamente a Satanás. Allí se pasea largas noches, mirando hacia el cielo lejano y perdido, sin un sollozo, sin un suspiro, petrificado en su dolor. Horas enteras pasa mirando, con sus ojos pequeños y endiablados, perderse el humo de su tabaco. De vez en cuando,…

Leer más
Compartir