• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6

Recuerdo un día cuando el más pequeño de mis hijos, estaba llorando por no poder dormir. Resulta que ya estaba dormido casi profundamente y un ruido (un timbre) lo despertó. A veces en nuestro diario vivir nos pasa algo parecido; digo algo parecido porque quizá es un ruido del común o la fiesta de algún vecino, etc; pero eso es pasajero, ya que probablemente el ruido acabe o te termines acostumbrando a él.

¿Pero qué hacemos cuando lo que no nos deja dormir no es algo externo? Sí, lo más difícil es intentar conciliar el sueño cuando la realidad perfora incluso a nuestro subconsciente. Los problemas de la vida son muchos, diríamos quizás que hay una gama inmensa de ellos; algunos nos llegaron de sorpresa y otros los buscamos por nuestra propia cuenta.

No puedo pedirte que no te preocupes por las dificultades de la vida, ya que al hacerlo implica que tienes un objetivo trazado que no está yendo por buen camino. El detalle aquí es saber si ese problema merece quitarte la paz; ya que tienes derecho a sufrir, pero no a vivir en él. No sólo debes quedarte sufriendo por lo que pudo o puede ser; debes también hacer que la solución llegue a tu vida, puesto que Dios siempre busca liberarte pero debemos hacer algo primero, y eso se llama tener iniciativa.

Iniciativa no es lanzarse a hacer las cosas sin pensar, es saber reflexionar sobre las consecuencias para mi vida y la de los demás, ya que como todos sabemos: “Toda acción tiene una reacción”.

Recuerda siempre que vale más la pena desvelarse disfrutando una fiesta con alguien que amas, pasar la noche cuidando a un familiar, etc. Pero si el día de hoy estás pensando no poder dormir por esa angustia, recuerda que tu cerebro también debe descansar para estar fresco y encontrar con la ayuda de Dios la mejor solución (si la tiene) o aceptar con madurez la realidad. Si aún no puedes lograr eso, recuerda que durante toda la noche se encuentra Dios acompañando y vigilando tu insomnio o tu sueño.

César V. Peña Zapata

  • 1
  • 2

.: Publicidad :.

Escuelas de Evangelización Minuto de Dios
Teléfonos de contacto: Teléfonos: (57-1) 252 8731 – 434 1279 – 215 0012 – 201 0422
Bogotá - Colombia