En la ciudad del vaticano, el papa Francisco frente a 80.000 fieles durante la ceremonia que se realizó en la Plaza de San Pedro. Anunció, que el próximo domingo serán canonizados los dos nuevos santos latinoamericanos:

El niño mexicano, José Sánchez del Río “el niño cristero”, asesinado a los 14 años durante la guerra cristera. Actualmente, es considerado uno de los mártires católicos más importantes del siglo XX, muy querido y recordado por su país. Una de sus intercesiones milagrosas fue la de sanar a Ximena Guadalupe, una niña de solo un mes de nacida que fue diagnosticada con el 90% de muerte cerebral.

El sacerdote Argentino, José Gabriel Bochero “Gaucho” será el primer santo en su país, tras realizar los dos milagros según las normas del vaticano. El primero se trata de un niño de 11 meses. Nicolás Forero, que se recuperó de un accidente de tráfico que lo había dejado en estado vegetativo. El segundo, es la curación de una niña que fue brutalmente golpeada y estuvo al borde de la muerte.

Los dos nuevos santos de la región latinoamericana, fueron luchadores, ejemplo y modelo para la diversidad de la iglesia católica. Uno de ellos servía a los pobres y a los enfermos de lepra. El otro, ofrecía sacrificar su vida por la fe de su religión.

En la ceremonia de canonización asistirán miles de personas, entre ellos argentinos y mexicanos. Asimismo religiosos de diferentes parte del mundo y autoridades como el presidente: Mauricio Macri y la ministra francesa (Ecología) Ségolène Royal.

También, habrán otros cinco nuevos santos: los franceses Salomón Leclercq (1745-1792) e Isabel de la Santísima Trinidad Catez (1880- 1906), el español Manuel González García (1877-1940) y los italianos Ludovico Pavoni (1784-1849) y Alfonso María Fusco (1839-1910).

Con las próximas canonizaciones, el papa Francisco se convierte en uno del pontífice con más proclamaciones de santos. Entre ellos, San Juan Pablo II, San Juan XXIII y Santa Teresa de Calcuta este año.