Dice la palabra de Dios en Mt 18, 15-20, que cuando dos o tres se reúnen en nombre del Señor, Él está ahí. Este texto sagrado es la garantía de que la oración en comunidad hace presente a Dios en medio de nosotros, involucrándose en nuestra historia, para concedernos lo que le pedimos.

Hoy la comunidad del Minuto de Dios celebra la fiesta de pentecostés, con la seguridad que el Espíritu Santo hace la obra en cada persona que participa de esta festividad. Como una sola Iglesia unidos en oración pongamos en manos de Dios para que por la gracia de su Santo Espíritu traiga paz a las familias, a nuestra querida Colombia e igualmente por nuestros hermanos venezolanos que sufren la injusticia social.

Oremos en unidad, para que con la fuerza del Santo Espíritu de Dios seamos bendecidos y colmados de su gracia y de su amor, para que hoy experimentemos un nuevo pentecostés en nuestras vidas de modo que seamos renovados para tener una vida nueva.