“En el nombre del Señor Jesús, el Nazareno, levántate y anda” Hch 3, 6

Barranquilla vibró al escuchar la Palabra de Dios predicada y celebrada el pasado domingo 4 de marzo, bajo el lema “En el nombre del Señor Jesús, el Nazareno, levántate y anda” (Hch 3, 6).

Con la unción de la predicación de los padres Martín Ávalos, de El Salvador, y los sacerdotes eudistas del Minuto de Dios: P. Gregorio Rodríguez, P. Juan Pablo Mantilla y P. Javier Riveros, se vivió una jornada llena de la lectura, reflexión y oración con la Palabra de Dios. Además de estos predicadores invitados, se tuvo la presentación del Ministerio musical de Barranquilla, Pentecostés, y del Ministerio musical Dei Verbum, estos últimos, de una manera gozosa y comprometida, realizan una constante labor de evangelización en compañía del padre Martín. Alabando junto a ellos se vivió aquella expresión proverbial: “el que canta ora dos veces”. De esta manera podemos decir que la Palabra de Dios fue proclamada, reflexionada, orada y alabada.

Desde muy temprano el público caribeño comenzó a acercarse al coliseo del Colegio Sagrado Corazón, se inició con una majestuosa entronización de la Palabra de Dios e ingreso de Jesús Eucaristía para adorarle durante todo el Congreso. De esta manera, se reconoció que la presencia del Señor es viva, actual y variada; Jesús está presente en la Sagrada Escritura, en la Eucaristía y la alabanza de su pueblo; Jesús está vivo en nuestras vidas.

Cada uno de los sacerdotes aportó de lo que le regaló el Señor. En su predicación el P. Gregorio Rodríguez afirmó tajantemente: “Todo encuentro personal con Jesús cambia la vida”, con lo cual invitaba a los asistentes a tener siempre presente su encuentro personal con Dios como oportunidad de salvación ya que la evangelización parte de allí; seguidamente, el P. Juan Pablo Mantilla insistió en la importancia de renunciar al mundo en el hoy de nuestras vidas, y volver la mirada, la vida al Señor, con lo cual los asistentes tuvieron un momento de profunda entrega al Señor.

El P. Javier Riveros combinó prédica y oración centrándose en el actuar de Dios en nuestra vida. Afirmaba la necesidad de creer que Dios habla, por ello escucharlo y creer en su acción permanente. El turno del P. Martín Ávalos se dio durante la Eucaristía, en ella él habló sobre el cuidado de la propia paz, aquella que solo sabe dar Cristo y que corre riesgo frente a “bandidos espirituales” que quieren robarla.

La celebración eucarística contó con el servicio musical de Dei Verbum, quienes pusieron a gozar, danzar y adorar a todo el público caribeño, dando una especial importancia a la adoración eucarística con el Santísimo expuesto, para dar cierre a este magno encuentro.

Con esto podemos decir que el Señor “ha estado grande con nosotros”, que su Palabra merece un lugar especial en nuestras vidas, y que este tipo de actividades no son simplemente un cambio de rutina, y mucho menos una carga sino todo lo contrario, son experiencias de encuentro personal con Jesucristo y en las que se le dan nuevos sentidos a la vida.

La Palabra de Dios, leída y orada desde la Biblia, impulsó a todos los asistentes a permanecer en un tiempo de encuentro directo con Jesucristo como lo propone la Arquidiócesis de Barranquilla, un tiempo en el que el Centro Carismático sigue siendo pionero en ofrecer espacios y actividades en el que cada uno puede sentirse llamado y renovado por el Señor.