Las relaciones interpersonales, traen consigo toda la complejidad del ser humano, sus dificultades, habilidades y sus límites. Muchas de las relaciones se dañan por no saber manejar esa complejidad. Esa complejidad tiene que ver, entre muchas cosas, con no tener comunicación asertiva.

Lo primero que hay que tener claro, es que la comunicación asertiva debe ser entendida como saber decir las cosas correctas, en el momento correcto, lugar preciso y a las personas indicadas. Por ejemplo, no hay comunicación asertiva cuando le decimos a nuestra pareja algo que solo nos compete a los dos, en medio de una reunión o con presencia de algunas personas más. A continuación, vamos a revisar 5 situaciones de cuando se comete este error dentro de las relaciones interpersonales.

  1. Comunicación nula: La comunicación no es sólo verbal, gestos y expresiones también hacen parte, y es importante no perder eso de vista. No hablar de lo que se siente, no expresar las ideas, no tener miradas entre sí, denota que la comunicación es escasa o nula entre las personas y cuando eso sucede, puede haber serios problemas en la relación.
  2. Decir mentiras: Una de las claves de la buena comunicación, es la sinceridad, decir mentiras es por decir menos, una falta de respeto. Cuando la mentira hace parte de la relación, sea del tipo que sea, la situación es complicada, puede haber problemas desde aceptación propia hasta miedos e idealizaciones.
  3. No saber pedir perdón: Somos seres humanos, y todos nos podemos equivocar, debe haber confianza para reconocer los errores, no se puede dejar que el orgullo y el temor a sentirse cuestionados no nos dejen actuar. Pedir disculpas o perdón requiere de una gran fortaleza.
  4. No escuchar a la otra persona: Hay que recordar que una buena comunicación se inicia dando importancia a lo que te dice el otro. Escucha con total atención y no cambies el tema o lo interrumpas.
  5. Criticar constantemente: Una de las cosas malas de esta actitud, es que jamás se soluciona algo. Al contrario, destruye la espontaneidad y creatividad en la persona e impide que el que critica, exponga las cosas positivas del otro.

Estos cinco ejemplos, son una muestra de cómo, el no tener comunicación asertiva puede ir destruyendo cualquier tipo de relación que se tenga, desde laboral, de amistad, familiar o de pareja, si uno de ellos es algo común en tus relaciones, debes revisar y trabajar en ello, si existen más de dos de estos comportamientos, es prioritario que piensen y reflexionen, porque su relación puede estar en serios problemas.