Blogs

Hoy descubrí que soy vieja

Hoy descubrí que soy vieja, muy vieja. Lo sabía ya, pero no sabía qué tan vieja estoy. Uno de los síntomas de la vejez, en mi opinión, es cuando la música que oyen los jóvenes te empieza a parecer ruido y hay muchas clases de ruido. Digamos que rítmicamente la música de hoy no me…

Leer más
Compartir

Educando para la paz

Tanto hablamos de paz, manoseamos la palabra, la sobamos, pero no creo que en realidad la entendamos. Se volvió como el discurso trillado de las reinas de belleza que solo dicen por quedar bien que “su escritor favorito es García Márquez, su personaje Teresa de Calcuta y su mayor deseo es la paz del mundo”.…

Leer más
Compartir

¿Enamorarse es un estado estúpido?

La sensación de estar enamorado es de las más gratas que he vivido. Vórtices que se desencadenan influenciando a todo el cuerpo, transformándolo, haciendo sentir viva cada una de sus partículas. Trastocando la realidad hasta verla siempre bella. Una de las mejores emociones que da la vida, junto a la de ver por primera vez,…

Leer más
Compartir

Valorar cuando tenemos y no cuando perdemos

¿Por qué valoramos cuando perdemos y no mientras tenemos? Perdemos seres queridos, parejas, amigos, perros, gatos y hasta cosas que nos duelen al no estar; y nos pasamos la vida ignorándolas, les pasamos por encima, sin siquiera verlas, mientras las tuvimos al lado. Nuestra educación debe tener como valor principal el amor, el tenernos, el…

Leer más
Compartir

¿En qué mundo quieres vivir?

Las redes sociales son el reino de la fugacidad y sin embargo, cada día vivimos más sumergidos en ese reino; haciendo hasta lo imposible porque los demás vean lo rico que lo pasamos, los lugares que visitamos o lo brillantes que somos. Vemos más personas conectadas con sus móviles o tabletas y más desconectadas de…

Leer más
Compartir

Buscando huella

Seguir a Jesús es uno de los grandes desafíos en la vida; sobre todo, cuando uno viene de la vieja formación que era solo ir a misa, confesarse una vez al año y cumplir los mandamientos sin entenderlos o pensarlos mucho. El caminar por la vida me ha puesto a tratar de entender y reflexionar…

Leer más
Compartir

Irse, dejar ir, soltar

Irse, dejar ir, soltar. Cosas que uno debe aprender en la vida, pero que cuestan llanto, dolor y desgarres. Lo peor es que nunca lo aprendemos, no hay forma. ¿Será que nacemos con inclinaciones aditivas? Y no tengo una respuesta científica, solo una cualitativa hija de la observación de muchos años y muchas adiciones propias…

Leer más
Compartir

De lágrima fácil

Vi envejecer a mi papá, que pertenecía a esa generación absurda en la que “Los hombres no lloraban”, y con los años puede apreciar cómo de ser duro se iba ablandando, al decir de los demás: reblandeciendo porque se atrevía a mostrar sus emociones sin esconderlas, a expresar su amor y su inmensa emotividad que…

Leer más
Compartir