Por Alberto José Linero, Eudista.

 

En muchas ocasiones nos sentimos ahogados por la forma como llevamos nuestra vida, es decir, entre las obligaciones de nuestro trabajo, las del hogar, y todas las actividades en que participamos no nos damos cuenta que estamos siendo arrastrados por nuestras mismas labores. No podemos dejar que esas actividades aunque hagan parte de la vida misma y de la cotidianidad,  permitan que nuestro cuerpo y mente se agote de una manera en la que prácticamente nos olvidamos de nosotros mismos.

 

Cada labor que realizamos a diario, se vuelve monótona, y de nosotros depende hacerla divertida o no, en pocas palabras hacer que disfrutemos demasiado lo que hacemos para que no vivamos en conflicto interno de que estoy haciendo lo que no me gusta. Todas estas situaciones hacen que el ser humano actúe de diferentes formas, por eso, debemos buscar espacios de tranquilidad, de análisis, y de relajación, en los que nos detengamos a descansar la mente o hacer que ésta se distraiga un poco para luego no saturarla  de aburrimiento y dejadez.

 

Lo que quiero decir es que debemos amar lo que hacemos, ser apasionados en cada actividad que realicemos, para después no dejarla tirada por el simple hecho de que no nos gusta, también soy consciente que en la vida muchas veces hacemos lo que nos toca y no lo que deseamos, pero en estos casos como en todos, hay que pedirle a Dios mucha fortaleza para que logremos realizar el trabajo de una manera agradable y así poder obtener buenos resultados.

 

En realidad debemos aprender a amar lo que hacemos, y saber colocarle un alto a ese stress que muchas veces nos domina, lo más importante es que dejemos prudencialmente que la mente y el cuerpo descansen para poder obtener  éxito en lo que realizamos. La idea de trabajar en equipo no es solo que un grupo de gente se unan y listo, no, la verdadera idea es que cada quien dé sus puntos de vista para lograr un bien común, que además de una satisfacción personal, exista la colectiva, porque como seres humanos podemos llegar a puntos de acuerdo, trabajar de buena forma y cumplir objetivos.

 

Dios siempre quiere que te llenes de fuerza para salir adelante, aunque las circunstancias no ayuden por momentos, la idea es llenarse de valor y seguir adelante, aprovecha que Dios te da la mano y te ofrece su ayuda, no te niegues la posibilidad a tener siempre la bendición de Dios. Ésta te hará vivir de una manera nueva cada una de las actividades que realizas. La presencia de Dios en tu vida tiene que ser fuente de renovación, de amor, de alegría y de todo lo que necesitamos para mantener a raya el stress. Vivir agarrados de la mano de Dios nos permite comprender las situaciones de maneras y formas nuevas, porque nos permite entender que todo tiene solución y que nada va a hacer que el mundo se acabe.

 

Como un creyente que eres tienes que aprender a amar lo que haces y a ponerlo en sus manos, ya que a veces terminas sufriendo y estresándote por lo que realmente no es tan importante. Hoy te invito a tomar la decisión a vivir la vida con gusto, con fuerza y tratando de dar lo mejor. Estaré orando por ti para que puedas controlar todo el stress que la vida, con su rutinas, te ocasiona.

 

Encuesta de la semana

¿ESCUCHAS LAS RAZONES DE TUS HIJOS Y LAS ENTIENDES?
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
Votos Totales:
Primer Voto:
Ultimo Voto:
  • 1
  • 2

.: Publicidad :.

Emisora Minuto de Dios Barranquilla -1370 A.M.
Carrera 52 No. 61 - 142 - Teléfono: (57+5) 3444582
Barranquilla, Colombia

Emisora Minuto de Dios Cartagena -89.5 F.M
Calle 29 D No. 21 A - 01 - Teléfono: (57+5) 6567783
Cartagena - Colombia