Por Alberto José Linero Gómez, Eudista

Todos los seres humanos tenemos desencuentros, todos los seres humanos tenemos situaciones en las que no estamos de acuerdo con los otros; también hay cosas que pueden molestarnos de los demás, que pueden irritarnos o hacernos sentir incómodos con ellos. Sé que esa es una situación humana; pero también sé que no siempre la resolvemos de una manera correcta. Pecamos por exceso o por defecto, o porque no enfrentamos los conflictos o porque nos gustan demasiado y vivimos de pelea en pelea sin lograr nada realmente.

En estos días estuve leyendo a Jhon Maxwell que es un autor que consulto mucho y tiene algunas reglas para la confrontación que me gustaría proponerles. Primero, hágalo en privado, no públicamente, no todos tienen que darse cuenta de que no estás de acuerdo con esa persona. Hay situaciones que sólo le pertenecen a ustedes dos y no tienen porque enterarse los demás. A nadie le gusta que los exhiban en publico por un error.

Segundo, hágalo tan pronto como sea posible, no es natural esperar mucho. Los reclamos tienen que hacerse de la manera adecuada y en el tiempo correcto. Hay que evitar dejar que el sentimiento de ira o de rencor crezca en nuestro corazón. Es importante hablar rápido y con asertividad.

Tercero, hable de un solo asunto por ocasión, no sobrecargue a la persona con una lista de asuntos. A veces son tantos los asuntos que se reclaman que no se tiene claro de qué se está hablando. Hay que ser bien precisos en este asunto.

Cuarto, una vez haya tocado un punto, no lo repita y lo repita. La reiteración aburre, y ocasiona la reacción contraria a la que estamos esperando. Quinto, trate únicamente acciones que la persona pueda cambiar, si usted pide que la persona haga algo que no puede hacer, aparece la frustración en su relación.

Sexto, evite el sarcasmo, éste indica que está enojado con ella y no con sus acciones y eso causará resentimiento. Séptimo, evite palabras como “siempre y nunca”, por lo general caen fuera de lo exacto y ponen al otro a la defensiva. Además estas generalización nunca son ciertas y lo único que hacen es calificar de manera equivocada al otro. Octavo, presente la crítica como un sugerencia. Noveno, no se disculpe por la confrontación, si lo hace se muestra como inseguro de usted mismo y del derecho de decir lo que dice. Décimo, no olvide los cumplidos, el reconocimiento del otro. Que sepa que usted lo valora y que le reconoce muchas virtudes pero que tiene claro ese error por el que le está reclamando.

Son diez reglas a tener en cuenta para la convivencia humana con alguien con quien puedo llegar a tener algún problema que debo solucionar. Estoy seguro de que será de bendición para ustedes si lo hacen con el sentimiento de amor, de solidaridad, de comprensión que se necesita al tratar con las personas que amamos o que son importantes para nosotros. Te invito a que los pongas en práctica y te deseo todo lo bueno a ti en tus relaciones interpersonales. 

Encuesta de la semana

¿ESCUCHAS LAS RAZONES DE TUS HIJOS Y LAS ENTIENDES?
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
Votos Totales:
Primer Voto:
Ultimo Voto:
  • 1
  • 2

.: Publicidad :.

Emisora Minuto de Dios Barranquilla -1370 A.M.
Carrera 52 No. 61 - 142 - Teléfono: (57+5) 3444582
Barranquilla, Colombia

Emisora Minuto de Dios Cartagena -89.5 F.M
Calle 29 D No. 21 A - 01 - Teléfono: (57+5) 6567783
Cartagena - Colombia