Hablar, opinar, decir, recomendar, aconsejar e incluso criticar la vida en pareja, es muy sencillo. Lo complicado es cuando ya nos toca a nosotros ser pareja. Vivir de cerca lo que desde afuera se veía tan fácil, ver como estando en medio de la relación los consejos que vienen del exterior, la mayoría de las veces no son muy útiles y por el contrario terminan haciendo más daño del que ya existía.  Por tanto es claro que tener pareja (novio, novia, esposa o esposo) es un tema deseado por muchos y sufrido por otros, pero que sin lugar a dudas nos toca enfrentar. Es por ello que vale la pena dejar de hablar de ser pareja o de la vida en pareja como algo lejano, sino como una experiencia cercana a cada uno de nosotros, que se experimenta y no se estudia teóricamente. A continuación encontraremos herramientas prácticas y concretas que nos permitirán ser mejores compañeros.

Conocernos a nosotros mismos es uno de los pasos más importantes para vivir de mejor manera el reto de ser pareja y compartir la vida con otra persona. Saber cuáles son nuestros límites, fortalezas, oportunidades de mejora, gustos y pasiones, nos permitirá mostrarnos transparentemente al otro. Entendiendo que la otra persona también tiene su propia manera de ser y esto amerita dedicar tiempo para conocer al otro.  Esto nos permitirá saber que ninguno de los dos, está hecho por completo, sino que se están haciendo, por lo tanto hay que estar abiertos a dejarnos sorprender con lo nuevo que la otra persona pueda aportar a nuestra vida.

Una vez que nos conocemos mejor y nos damos la oportunidad de ir conociendo al otro, otra clave es poder encontrar temas en común, pasiones en las que coincidan, gustos parecidos, pasatiempos que ambos disfruten y si no hay muchos compartidos, ver entre los que tiene cada uno en cual les gustaría involucrarse. Que otra persona comparta contigo intereses hace mucho más interesante la relación, ya que tendremos más temas en común, conversaciones parecidas y vamos a manejar un lenguaje similar. Lo anterior se conecta inmediatamente a la oportunidad de establecer planes juntos, desde cosas pequeñas como puede ser un viaje a un pueblo cercano que tenían al final de mes o proyectos más grandes como ahorrar para mudarse, cambiar de carro o que hacer para disfrutar la pensión juntos. Tener proyectos de vida en conjunto es fundamental en cualquier momento que se encuentre la pareja y sin importar la edad que se tenga, eso les permite luchar por un objetivo compartido y ver que por encima de las metas personales (que deben seguir siendo muy importantes), hay una meta en común por la que más allá de las diferencias deben sumar fuerzas, esto permite que las peleas sean cada vez menos habituales, porque los esfuerzos de la pareja están dirigidos a algo mayor que el día a día.

La comunicación es vital para la vida compartida, muchos psicólogos afirman que mantener un dialogo fluido, constante y abierto es sin lugar a dudas uno de los secretos para ser pareja. Entendemos que la conversación no es solo para los momentos románticos, de logros en común o de felicidad, sino que también es útil e ideal utilizarla a la hora de poner límites o decir que algo no nos gusta de lo que la otra persona está haciendo.  Creemos que dar la conversación con nuestra pareja a tiempo y oportunamente puede evitar que en un futuro estemos conversando de cosas que pasaron hace años, como causantes de un problema de la actualidad.

Última clave: Dice Génesis 29, 20 “Así que Jacob Trabajo siete años para poder casarse con Raquel, pero como estaba muy enamorado de ella le pareció poco”. Ser pareja sin lugar a dudas implica esforzarnos, sin embargo este esfuerzo cuando está acompañado de un amor sincero no pesa y eso muestra que realmente nos interesa de forma espontánea que el otro sea feliz. Muchas veces más allá de que yo tenga que ceder o transformar algunas maneras de ser o hacer las cosas. Creemos que ser pareja no es solo una etapa de la vida o una decisión entre muchas otras, sino que es una gran oportunidad que Dios nos da, para darnos por completo a otra persona (como Él lo hizo por nosotros) y dejar que ese otro se dé por completo, confiando que el resultado de esas dos entregas siempre dará grandes frutos para ambos, frutos que solo se verán cuando deje de hablar de ser pareja como algo “sencillo” y me permita ser compañero y dejarme acompañar por otro.   

 

Redes Sociales
EMD Bogotá 107.9 FM

A esta hora
>>
PROGRAMA POR DEFECTO Más adelante
>>
Escúchanos Ahora
EMD Bogotá 107.9 FM
  • 1
  • 2

.: Publicidad :.

Corporación Centro Carismático Minuto de Dios
Cra 73 A No. 81 32 - Barrio Minuto de Dios - Telefono: (57 1) 743 3070
Bogotá, Colombia