No te acobardes

Me preocupa mucho cuando veo que se hace mucho hincapié en la “espiritualidad de la prosperidad”. Predicaciones, novenas, ofrendas, sacrificios, ayunos para que Dios nos haga prósperos y nos permita vivir sin problemas. Me preocupa, no porque no quiera que vivamos bien y tengamos lo suficiente para vivir cómodamente, sino porque creo que niega una de las realidades más humanas que es el vencer adversidades, pasar por momentos de pruebas de la vida, guerrear por tener lo que se requiere.

Leer más
Compartir

Negar lo que no me gusta de Dios

Muchas veces me he preguntado ¿Cómo fue posible que Pedro negará al Señor? (Mt 26, 69) Él vivió con Jesucristo tres años, lo acompañó en sus correrías y lo vio hacer tantos milagros. ¿Cómo fue posible que se le hubiera olvidado todo lo vivido en ese momento en el que estaba frente a la sirvienta que le preguntaba? (Mt 26, 71) En estos días estuve leyendo una reflexión que me ayudó a entender de mejor manera de qué se trataba esa negación.

Leer más
Compartir