Si actualmente mantienes relaciones tóxicas, seguramente primero fuiste tóxico contigo mismo.

Se entiende al autosabotaje, como todo pensamiento automático, irracional y autodestructivo que desencadena un descontrol emocional y por consiguiente acciones y conductas que van en contra de los propios objetivos y deseos, es decir que quienes hacen de éste un estilo de vida, llegan a ser sus propios y peores enemigos.

La tendencia a la autodestrucción del ser humano, puede ser en gran medida, por la educación que provee la: familia, escuela, sociedad y cultura desde el nacimiento hasta la adolescencia, por ejemplo. Si a un niño lo reprendieron desde pequeño por ser “débil de carácter”, puede haber interpretado esta idea como verdad absoluta, por ende a lo largo de su vida estará frustrado e impotente porque pensara, que es un defecto que no puede cambiarse. A estas creencias destructivas aprendidas podemos denominarlas “creencias limitantes”, ya que pueden generar inseguridad, sentimientos de inferioridad, entre otros durante la adultez. Además, pueden ir acompañadas de términos absolutistas como ser “Nunca” , “Siempre” , “Todo (s)”, “Nada”, por ejemplo, la idea constante que puede tener una persona al pensar: “la gente siempre me lastima”, misma que no es real ya que por un lado no es posible que absolutamente todos y todo el tiempo hayan lastimado a la persona y por el otro, significa una victimización, atribuyendo la culpa al otro del propio malestar, para esto es importante modificar éste tipo de ideas y sustituirlas por ideas racionales como ser “He permitido que algunas personas afecten mi bienestar”.

El autosabotaje puede manifestarse de muchas maneras, desde conductas autolesivas hasta lastimar y alejar a las personas que se estima.

Cuando una persona es tóxica consigo misma, no se conoce, acepta ni valora. Simplemente se pone una etiqueta personal negativa, por ejemplo: “soy malhumorado” , “soy complicado”, “soy insoportable” y es así como se presenta a los demás de antemano. Claramente, una persona racional y con estabilidad emocional, no buscará relacionarse con alguien que tiene un autoconcepto negativo. Probablemente, quienes busquen relacionarse, también sean personas con perfiles parecidos y con deseos de cambiar, mejorar, ayudar y hacerse cargo del otro, dando lugar a relaciones tóxicas y codependientes emocionalmente (pareja/ familia/ trabajo/ etc).

Afortunadamente, es posible modificar estos pensamientos reaprendiendo a pensar sin autodestruirse, para esto es importante acudir a un profesional en psicología especializado, de manera que este sea una guía en el proceso de aprender a pensar antes de sentir malestar, mediante la práctica diaria generando hábitos más saludables. Sin embargo se requiere mucho compromiso personal y perseverancia.

Recuerda: “Lo que inquieta al hombre no es lo que pasa, sino lo que piensa de lo que pasa”. Epicteto. ¿Qué esperas para dejar de ser la víctima de tu propia historia!?

Nosotros somos testigos de los cambios entre nuestros oyentes, queremos seguir siendo el refugio y la alegría para todos, por ello necesitamos de tu ayuda, te esperamos en nuestra gran fiesta.

#YoApoyoRadiominutón #DarConElCorazón #VamosPorSueñosMásGrandes