Estos 5 ejercicios que a continuación dejamos son dados por la psicóloga Laurie Santos, en su curso de “Psicología y Buena vida” de la universidad de Yale en New Haven. Tienen como propósito reconstruir, “hackear” hábitos para ser más felices y saludables. Y como Dios nos ama y nos quiere felices, hoy los compartimos contigo para que los pongas también en practica en tu vida y los compartas con tus seres amados:

1. La lista de la gratitud:

Consiste en dedicar una semana para escribir todas las cosas por las cuales yo me siento agradecido. “Suena bastante simple pero hemos visto que quienes hacen este ejercicio de manera regular tienden a ser más felices”, asegura Laurie.

Que bonito es tener esta lista para nosotros los católicos, es una forma constante de ver la acción de Dios en nuestra vida. Con esta lista podemos contemplar todas las respuestas a nuestros diálogos con Dios, podemos ver su inmenso amor manifestado en nuestra cotidianidad.

2. Dormir más:

La cantidad de trabajos y actividades que durante el día realizamos, nos recortan las horas de dormir. La psicóloga deja de tarea a sus alumnos dormir 8 horas cada noche durante una semana, y dice que cuando aumenta el sueño disminuye la depresión y aumenta la actitud positiva.

Lo hemos escuchado muchas veces de parte de profesionales en salud, es necesario dormir, es necesario descansar, y cuando lo podemos hacer bien, los resultados se manifiestan en nosotros y nuestro estado de ánimo.

3. Meditar:

Es dedicar 10 minutos cada día a este tipo de prácticas que involucran la atención plena. Es contemplar, es darnos un aire en medio del agitado día y ver todo lo que Dios dispuso hoy para que nosotros estemos muy bien.

4. Tiempo para compartir con mi familia y amigos:

El nombre de este ejercicio lo dice todo, pero Laurie lo resume muy bien en dos frases:

“Tener tiempo para estar con tus amigos y tu familia, disfrutar el momento, ser consciente y experimentar el mundo”
“Si estás sacrificando tu tiempo para trabajar más y ganar más dinero, eso no es un buen comportamiento. Sería mejor aumentar la cantidad de tiempo libre que tienes”

5. Menos redes y más conexiones reales:

Las redes sociales como popularmente se dice, acercan a los que están lejos pero alejan a los que están cerca. Así también nos dice la psicóloga que esa satisfacción y esa felicidad que nos ofrecen las redes no son tan reales. Es necesario desconectarse un poco.

Ahora ya tenemos 5 ejercicios que nos acercan más a lo que verdaderamente necesitamos y nos hacen el día, la cotidianidad mucho más placentera, mucho más feliz. Necesitamos dedicar tiempo para nosotros, tiempo para la familia y los amigos y tiempo para Dios, todo por aparte, todo con la misma importancia.